viernes, 16 de octubre de 2009

DE PREMIOS

Herta Müller, La piel del zorro (Trad. Juan José del Solar, Ed. Plaza&Janés, 1996)


















la vanguardia.es

El susto de Pere Gimferrer.
Alguien ha caído desplomado. Es Pere Gimferrer, el poeta, ensayista, miembro de la Real Academia Española, Premio Nacional de las Letras Españolas y miembro del jurado.


Nota
Como decíamos ayer, corrían rumores por la ciudad, pero el pronóstico de dar el premio a una autora desconocida no se ha cumplido:

Ángeles Caso, Contra el viento, ha sido el nuevo Premio Planeta, y Emilio Calderón finalista con La bailarina y el inglés.
Sin embargo, la noticia ha sido el desvanecimiento de Pere Gimferrer, miembro del jurado. Pero informan que el poeta ya se ha recuperado del citado desvanecimiento (y de la noche de las letras, añaden unos desaprensivos).

Ofrecemos un capítulo de prosa poética de Herta Müller, el último Premio Nobel, para otra clase de lectores (que también tienen sus derechos dentro del mercado, ¿no?).

El suplente del cronista

3 comentarios:

Dante B. dijo...

gracias, no había leído nada de esta mujer.
Triste y contundente, aunque al leer traducciones te quedas con la intriga: las piedras que encuentras por el camino, son de la Muller o del traductor?

AT dijo...

Buena pregunta, Dante. En toda caso, siempre será una "aproximación a las piedras, al camino original". El traductor de este libro de Herta Müller es Juan José del Solar, también traductor de Robert Walser, Kafka, etc.

Nadal dijo...

Sí, toda traducción es una recreación.
En realidad, toda escritura es una recreación: una recreación de la experiencia, una recreación de la lectura y de la escritura...
Y toda escritura es, también, un forcejeo entre la voluntad del escritor y la voluntad del lenguaje.
Duro golpe para la vanidad; tras el texto, el autor es solo un instrumento entre otros, más o menos eficiente.