domingo, 9 de agosto de 2009

REGALOS, GUATEQUES Y ROMPECABEZAS DE VERANO (CON DENOMINACIÓN DE ORIGEN)




















- Tony Vilaplana y sus Teen Stars-Be Bop a Lula+Detén la noche

la vanguardia.es, 9.8.09
De Cospedal reclama que la Fiscalía tome cartas en el caso Matsa
Por su parte, la secretaria general del PP ha reclamado a la Fiscalía que "tome cartas" en el caso Matsa, tras la querella por prevaricación presentada por su partido ante el Tribunal Supremo contra el ex presidente andaluz y vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves. De Cospedal, en una entrevista que concedió a Efe el pasado jueves en Marbella (Málaga), ha lamentado que "cuando hay actores implicados del PSOE, no actúan ni la Fiscalía ni los poderes del Estado". La querella contra Chaves se basa en que, durante su etapa como presidente de la Junta Andaluza, la empresa Minas de Aguas Teñidas (Matsa), de la que su hija es apoderada, recibió una subvención superior a los diez millones de euros. La dirigente popular espera que se pueda "conocer la verdad" de este caso y que el PSOE demuestre con Chaves "esa contundencia que, dice, quiere tener con la corrupción" actuando "tanto en el plano gubernamental como en el político".

Nota del suplente.
En una tienda de juguetería del barrio, llamada El Juguete Moderno, se ha puesto a la venta el "trencaclosques" (rompecabezas), El juego virtual del gato y el ratón (ahora en imágenes virtuales de gran definición), certificando denominación de origen ibérico, como el tan preciado jamón.
Dice el folleto de propaganda que este juego está indicado para personas ya formadas, como es el caso de los miembros de los partidos políticos (estén o no en el gobierno o la oposición, que para el caso de los jugadores es lo mismo, ya que no afecta al buen funcionamiento de las reglas del juego), así como también para jueces, fiscales, policías y demás funcionarios sujetos al stress que produce el poder y sus indigestiones cotidianas. La primera de las instrucciones recomienda que se imite el buen ejemplo de las democracias modernas, es decir, que se vea al jugador rival como un adversario a derrotar, pero no como un enemigo a exterminar de la faz de la tierra, que sería dictadura de los jugadores, totalitarismo en el juego, indica el mismo prospecto de instrucciones de uso del rompecabezas.
Curiosamente -dice la propietaria de la juguetería-, algunos miembros de los gobiernos y de la oposición de los países europeos, a los cuales les había sido enviado el regalo de las primeras unidades del juguete, los han devuelto a la empresa fabricante, aduciendo ofensa y escaso valor moral del juego al cuestionar éste "los fundamentos de la energía política purificadora, exterminadora del mal". Y por otro lado, argumentan (ahora con sentido común y a cada uno lo que es suyo) que no quieren caer en presunto delito de cohecho, como le pasó a Cervantes, por un simple rompecabezas llamado El juego virtual del gato y el ratón.

El suplente del cronista

1 comentario:

Ulises dijo...

Me compraré este juego de rompecabezas. Espero que sea más divertido y limpio que el rompecabezas real, monótono, vergonzante, de la Gran Política.

Un jugador