jueves, 23 de julio de 2009

PROGRAMAS DE VERANO, EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL 2009, Y EL CASO DE LA FUNDACIÓN DEL ORFEÓ CATALÀ-PALAU DE LA MÚSICA













La opinión de verano del Tribunal Constitucional es que no tiene opinión, hasta nuevo aviso.
¿Estarán ya sus señorías en la playa intercambiando, no opiniones jurídicas, sino dirimiendo sobre la constitucionalidad o no del último tinto de verano envasado en China?
Esperemos que no sea nada.

Como dice Karl Kraus: "En el Estado hay personas de las que nada se sabe, excepto que no debemos ofenderlas".
Kark Kraus, el gran satírico, que llegó a escribir el solo la revista de combate cultural "Antorcha", fue vapuleado un día en el café Griensteidl, de Viena, por Felix Salten, el autor de Bambi, una vida en el bosque (1926). Al parecer recibió más de una paliza por sus ataques furibundos a personajes de la sociedad vienesa, a tal punto que alguien le aconsejó por escrito: "que robusteciese su complexión física o cambiase de manera de escribir".
(Karl Kraus, Contra los periodistas y otras contras, ed. Jesús Aguirre)

2
Y también, mal jueves, presunto desvío económico en las altas esferas del Palau de la Música, en la sede del Orfeó Català. Detenido Fèlix Millet, persona respetada, miembro de una familia de gran prestigio cultural y cívico en Catalunya, que había sido propuesto por el Ayuntamiento de Barcelona para la "Medalla de oro al mérito cultural", y que ahora ha sido lógicamente suspendida. Todo ha ocurrido como si estuviéramos en las calles de Chicago, años 20.
¿Maniobras económico-políticas? ¿Teatro de verano para acallar otros problemas? Ha sido todo un tanto extraño, incluso la manera en que la policía ha entrado en el Palau de la Música, como si aquello fuera un nido de narco-traficantes. Habrá que investigar.
Esperemos que todo se aclare y la mafia catalana del Palau sea sólo un mal sueño de película en blanco y negro. Otra pesadilla.

Como decía Joan Brossa: "El pedestal són les sabates".

El suplente del cronista del barrio

11 comentarios:

Ulises dijo...

Pobre país, y Larra más actual que nunca...

Una gibraltareña de Barcelona

Ulises dijo...

El Tribunal Constitucional, las cuentas del Orfeó Catalá, Gibraltar, Afganistán, la Gripe, el Paro...,
¿no serán alucinaciones por culpa del tinto de verano envasado más allá?

Un vinyataire

Ulises dijo...

Con estas calores, recomiendo un buen vaso de Vichy Català a sus señorías del Tribunal Constitucional. Y se han dejado l'Estatut para otro día de verbena! ¿Con más tinto de verano?

Cooperativa d'aigua mineral

Ulises dijo...

¿Detrás de la persecución policial al Orfeó Català no habrá alguna motivación política? ¿Están buscando realmente un mero "desvío económico", o una conexión económica con algún partido político de Catalunya?
¿Es normal entrar así, a saco, en una institución catalana como el Orfeó Català, como si se tratara de una organización mafiosa? ¿Se imaginan que la policía entrara de este modo en las dependencias del Monestir de Montserrat? Mejor no dar ideas, dicen.
Todo esto huele un poco mal.

Una catalana perpleja

Ulises dijo...

No veamos fantasmas políticos por todas partes, aunque de haberlos, haylos. Ya nos dicen que el infierno está lleno de buenos propósitos.

Un veraneante en Barcelona

Ulises dijo...

¿Cuánto cobran en total los miembros del Tribunal Constitucional para opinar que carecen de opinión fundamentada sobre el tema debatido (el aborto) durante meses y meses? ¿Se trata, acaso, de un cargo honorífico, como en las asociaciones culturales y equipos deportivos, y sacan su plato de habichuelas de otro sitio donde curran?
Por otra parte, es de esperar que Vila-Matas y sus nuevos editores (empresa privada, neoliberal) se lo monten de una manera más clara (el plato de habichuelas, quiero decir).

Una curiosa

Ulises dijo...

Parece que da de sí el tema del Constitucional y su falta de opinión.
En cuanto a Enrique Vila-Matas y otros escritores que han salido de Anagrama, sería interesante conocer la opinión del editor y de los autores implicados, a no ser que también carezcan de opinión como el famoso Tribunal. Más que nada, para satisfacer la curiosidad de los fans de esta Editorial y de sus ya exautores.

Un coleccionista de Anagrama, Alianza, NYC, Taurus, El Bardo, Proa, 62, etc.

Ulises dijo...

Algunos lectores, instalados este verano en la Pensión Ulises con todo lujo de comodidades (sin gasto alguno), parece que reclaman una explicación más clara y fundamentada, tanto al Tribunal Constitucional como al editor y a los exautores de Anagrama.
¿Será una plegaria atendida, como aquellas de Truman Capote, magistrales, que publicó Anagrama?

at

Ulises dijo...

Si el Tribunal Constitucional carece de opinión, ya me contarás lo que van a explicar editores y autores sobre sus conflictos internos...! De todos modos, si aplicamos los restos del método marxista al conflicto, enseguida podremos deducir que se trata, con toda seguridad, de un conflicto de intereses económicos, propios de todos los matrimonios, religiosos o no, literarios o no. Al final, todo se reduce a lo mismo, digan lo que digan.

Un neomarxista autocrítico

Julie Hermoso dijo...

El clarinete
¿Un instrumento más RICO que el diccionario?.

Rafael del Barco Carreras dijo...

EL LIBRO DE CAJA Y EL PATRONATO DE LA MÚSICA DE BARCELONA.

Rafael del Barco Carreras

4-08-09. En mis tiempos de contable era el más importante de los cinco libros contables. Había empresarios que de hecho solo llevaban ése. Y sin duda en la banca el empleado más controlado, el CAJERO, ¡aviados los bancos si no hubieran controlado a sus cajeros! Pero por lo visto, vieja ya la época de los ordenadores, existen instituciones donde el billetaje, la entrada y salida de dinero en metálico, no tiene un claro responsable… ¿o no se desprende así de las informaciones de estos días sobre el PALACIO DE LA MÚSICA?
De las varias censuras de sus cuentas, Sindicatura de Cuentas o Hacienda, se deduce que se pagan millones sin justificación, o sea, el cajero o contable se ha llevado a su casa un dinero que ha entrado y nadie le ha reclamado, o lo ha entregado a alguien que por Poder Moral le ha ordenado que no especifique el destinatario ni el concepto de pago. Y puede ser que ya ni reclamara lo que salido del banco no entraba en caja.
Antes, el empresario robado, o amenazaba al cajero hasta conseguir lo máximo posible de lo sustraido, o denunciaba y la policía se encargaba del resto (en tiempos de Franco se encargaba demasiado). El cajero cantaba que jugaba y amantes… o a la primera bofetada del energúmeno comisario se sabía que el dinero se lo habría llevado el socio o la mujer de su jefe, y que de siempre nunca se especificaba el concepto en el libro de caja, solucionando el requisito el contable (un especialista externo) que llevaba la “contabilidad oficial”. Descubrirse la doble contabilidad, en Barcelona generalizada, frenó infinidad de denuncias. El “si me denuncia, yo canto”.
Moraleja, si de la CAJA desaparece un duro… antes de entrar en comisaría se sabe quien se lo ha llevado… y si no se detiene a nadie… ¡Los dueños sabrán porqué!... pero el Patronato no tiene dueño, nadie puede pastelear, se ha de cumplir la Ley… y detener al ladrón… de lo contrario a la corrupción del descontrol y robo, se añade la GENERAL DEL FUNCIONARIADO OFICIAL con ese extraño Poder que por encima de la Ley decide a quien y porqué se detiene, a unos sí y a otros no.
Pero en este caso caben otras consideraciones. Hace siete años que se sabía… los rumores internos… los negocios del presidente ejecutivo, asociado incluso con otros ejecutivos… y sobre todo SUBVENCIONES… el nudo gordiano. Si los divos y divas cobran en negro, o existen gastos injustificables, las subvenciones deben crear pactos que conlleven IMPUNIDAD… impunidad que se rompe no a tenor del estricto cumplimiento de la LEY… sino cuando por Política en el reparto del PODER LOCAL interese… más CORRUPCIÓN.