jueves, 16 de abril de 2009

HAZAÑAS BÉLICAS DE TEBEO, CON UNAS GOTAS DE SANGRE

Salvador Mestres, El submarino fantasma (1948)















YouTube - Georges Brassens - Jeanne (subtitulos español)

Ante la indiferencia del mundo (era semana santa, y había que aprovechar las vacaciones con lluvia), la marina norteamericana, en una hazaña bélica digna de un cómic o una película de mediados del siglo XX ("Los piratas del mar del Caribe"), ha rescatado a un capitán de la marina mercante con pabellón o bandera estadounidense, no sin antes exterminar eficazmente a tres de los piratas del mar. Mientras tanto, las fragatas de la OTAN (¿bajo el mando de la fragata española?), estaban mirando a otro lado, extasiados, viendo cómo es verdad que las oscuras golondrinas vuelven otra vez cada primavera, como ya sabía muy bien Gustavo Adolfo Bécquer cuyo instrumental de observación, por cierto, era menos espectacular y más económico.

Se confirma que las fuerzas de asalto marítimo de la Primera Potencia fueron superiores en todo momento a las argucias de los piratas del mar.
Se ignora si los tres piratas han sido arrojados a la vasta sepultura del mar, en un bello gesto marinero, o bien han llevado sus restos hasta la tierra natal y pobre de todos los piratas, en el llamado Cuerno de África.
En próximos contraataques y asaltos ultrarrápidos y postmodernos, se procurará eliminar pacíficamente a los piratas. Se está investigando sobre el mejor método a seguir en el mar.

El cronista del barrio

1 comentario:

Ulises dijo...

Qué tiempos aquellos, con Gustavo Adolfo Bécquer de celda en celda (monásticas las celdas, no de Prisiones).

Una golondrina que cayó al mar y no volvió