miércoles, 11 de febrero de 2009

FÁBRICA DE PAPEL OFRECE MANIPULAR POEMARIOS, CON BUEN FIN

Schwitters, Encolado (1927)


La Industrial Papelera del Reciclaje se solidariza con los poetas.

Somos fabricantes de papel reciclado y guillotinamos poetas, perdón, queremos decir poemarios y otros libros, para dar una función social y práctica a esa infinidad de ejemplares que se amontonan en Editoriales y viviendas, creando un medio ambiente de polvo y un espacio de humedad muy propicios a las colonias de insectos que se multiplican poema a poema, devorándolos vorazmente, ellos sí, a diferencia de los lectores insensibles a la poesía.
Ofrecemos buenas condiciones de pago, en efectivo, y pasamos a recoger por domicilio sin recargo alguno, sea cual sea la cantidad seleccionada y aunque no estén embalados en cajas.

(Nota al margen:
Se asegura máxima discreción sobre los nombres de editores, autores y títulos de libros a transportar y guillotinar).

A los implicados en el guillotinaje, les será entregado en su día una muestra, a escoger, del producto final fabricado con la pasta de papel obtenida de los libros, esto es:
quinientas hojas de papel reciclado para escribir nuevos poemas y para dibujar;
o papel para tenderos y vendedores de cualquier fruta y verdura, para envolver herméticamente despojos de ternera, colas de toro, pies de cerdo y cordero y toda variedad de pescados frescos y congelados;
o también bolsas de papel de diseño para zapaterías y corseterías de moda, o sobres de correo, carpetas y álbumes para novias y novios;
o papel de poemario, dedicado por el autor, reciclado en blanco y negro para esquelas y, en color rosa, para bodas y bautizos;
también, hojas de papel resistente para aquellos pobres poetas, anarquistas y rebeldes, que aún escriben a mano o a máquina Hispano-Olivetti;
y por último, una caja de 1 Kilo del más preciado y fino papel, el tan traído y llevado y nunca suficientemente valorado papel higiénico (en colores variopintos a escoger).

(Nota al margen, con esperanza:
No descartamos, en un futuro inmediato, la edición limitada de algunas hojas salvadas de los poemarios guillotinados, según selección efectuada por los mismos jefes de sección de esta Industria Papelera, a beneficio de los poetas afectados y sus descendientes).

Así cumplirá esta Industria del Papel Reciclado con los trabajos y afanes de los poetas, tan incomprendidos por el público y la prensa..., pero siempre con la salvedad de que tales ediciones limitadas dependerán de la oportuna subvención solicitada por esta empresa a la Consejería de Industria y Cultura.
En caso contrario, esta empresa habrá que tomar las oportunas medidas e inventarse otra satisfacción para poetas y familiares, que ya les será comunicada en su día.

Departamento comercial de la Industrial Papelera del Reciclaje

1 comentario:

Ulises dijo...

No aceptaré ese regalo de la Industrial Papelera: poemas convertidos en papel de uso diario, hojas en blanco para volver a escribir, no, gracias, puesto que no quiero que después vuelvan a guillotinarme. Con una vez, basta y sobra. No estoy dispuesta a recibir pasta de papel y polvo no-enamorado de otros autores, manipulados y prensados junto con mis poemas. No, no y no, me opongo rotundamente. Si quieren, aumenten la producción de papel higiénico o de otra clase y uso, pero no me regalen como compensación hojas recicladas para escribir de nuevo mis poemas.

Una poeta airada